Google ha anunciado el lanzamiento de Google Cloud Connect  (GCC en adelante), un plugin para Microsoft Office que permite que “dos o más personas trabajen en el mismo archivo al mismo tiempo con Office 2003, 2007 o 2010 para Windows”.

Después de anunciar su lanzamiento en beta cerrada para testers allá por noviembre de 2010, ahora se puede descargar de manera gratuita este plugin que nos permite integrar lo mejor de ambos mundos: La potente edición de archivos de MS Office, con el almacenamiento y las opciones de trabajo colaborativo de Google Docs.

El plugin se instala como una barra más en Office y se encarga, básicamente, de almacenar una copia del documento con el que estemos trabajando en la cuenta de Google Docs con la que lo configuremos al inicio. Además del respaldo, el documento se sincronizará automáticamente con la copia “en la nube” cada vez que lo guardemos. El archivo se almacenará en Google Docs con el formato de Office, por lo que no será editable directamente desde allí, a menos que hagamos una copia y lo convirtamos al formato nativo de Docs.

Si además, a través de Google Docs, hemos compartido ese archivo con algún colaborador, podremos trabajar simultáneamente ambos en el mismo documento, y GCC se encargará de ir sincronizando los cambios con la copia local.

Al almacenarse una copia en Google Docs, siempre tendremos nuestros documentos accesibles desde cualquier ordenador conectado a Internet y podremos consultarlos y modificarlos. Eso sí, para mantener la sincronización es necesario que el equipo con el que lo editemos tenga instalado el plugin de GCC en Office y utilicemos nuestra cuenta de Google.

Hay que resaltar que los documentos ya almacenados previamente en Google Docs con formato nativo no se pueden utilizar con este plugin, sino que tendremos que descargarlos como documento de Office y volver a sincronizarlos. Lo mismo con los documentos de Office previamente almacenados, que también será necesario descargar y editar en local para activar la sincronización. Para el resto de documentos de nueva creación con Office, tendremos disponible desde el principio la sincronización con la nube.

Resumiendo, desde ya podemos tener nuestra carpeta en disco con nuestros documentos de Office (Word, Excel y Powerpoint) relacionados con un mismo proyecto, sincronizados en la nube, compartidos con nuestros compañeros de trabajo, con edición simultánea, y accesibles desde cualquier dispositivo conectado a Internet. Si esto lo combinamos con un sistema de backup de archivos “en la nube”, con opciones como Dropbox o SugarSync, nos podemos olvidar para siempre de perder archivos por fallos en el disco duro de nuestro equipo.

Sencillamente genial…